Equilibrista

sábado, 20 de junio de 2009
Música extraña hay de fondo, me desconcierta este reproductor. No puedo decir nada. Distingo el sonido de un lejano cucu, bajos bien pronunciados y colores donde debería haber notas musicales.

Se balancea de un lado a otro, siente un escalofrío en el cuerpo y una sensación extraña.

Me balanceo de un lado a otro, el viento mueve las copas de los pinos y lo que daría por tirarme sobre el rocío y apagar el calor. Me siento un equilibrista, balanceándome. El frío en los costados y mi cabeza que se incinera.

El cucu parece no dejar de sonar, los colores de aparecer, es un segundo que parecen horas, son horas que parecen segundos. El balanceo es continuo; sin cansancio, sin afloje ni variación. Todo que se mueve, las copas de los pinos, mi pelo, los cuerpos y la música que no acaba jamás.

Me resulta extraño todo. El interprete, ejecutor y yo misma. Busco callarme por una buena vez. Y me doy cuenta de lo bueno que es dejarse llevar por los colores, el viento y el calor.

Arrojarse a un abismo y solo guiarme por el instinto alterado, el aroma del rocío, las flores secas y las endorfinas en el cerebro.

7 comentarios:

el Rafa dijo...

Nada como un golpe de endorfinas para desatar sensaciones... o son las sensaciones desatadas las que provocan las endorfinas(?)

Celeste dijo...

Seguimos con la cruzada "Un novio para Julieta"

Ayudanos =)

¿Lesbiana? dijo...

hacerse uno con la naturaleza

Pablo dijo...

wow...


Que manera de bailar.





Que lindo volver por acá :)

Beso

Cherry Lips dijo...

Rafa: Creo que un poco de ambas no?

Celeste: primero me tengo que encontrar uno yo =P

¿Lesbiana?: Eso estaría muy bueno.

Pablo: capitan!!! que lindo verlo por aca!

Anoia dijo...

El último párrafo es terrible, esa sensación no tiene parecido... es la libertad del alma.

Besos!

Flori dijo...

El poder de la música.



Besos =)