De amor y otros demonios

sábado, 28 de marzo de 2009
Sepan disculpar que escriba a las 9.14 hs de la mañana pero pasaron una serie de sucesos que es necesario que acomode de alguna manera.

Anoche mi amiga D. festejo su cumple y decidió que fuéramos a Amerika; cuestión que a mi no me agrado mucho. Por qué dirán? muchos gays naaaaaaaaaa, no me cabe la canilla libre naaaaaaaaaaaa sino el motivo principal y fundamental era el perro. El es muy amigo de D. entonces iríamos los dos a Amerika. Nuestra historia con el boliche es así: pareja que se ama, compañeros sexuales, rechazo de perro hacia cherry por otra mina y anoche.


Yo lo quiero muchisimo, es una de las personas con las que más confianza tengo, pero anoche estaba tomado y yo también, nos retaron a un beso y agarro mi nalga, siguieron besos más pasionales y luego el agua fría. Que te arruine el momento diciendo que esto es algo de una noche (algo que ya sabía) que dejáramos de jugar con fuego y bla bla bla, que la historia me condena y siempre termino enganchada, que mejor parar ahí y yo con mi cara de pocos amigos que no se puede explicar.

Una cosa es verdad, me molesta verlo con otras minas, anoche no me puse bien al verlo bailar con otras, chamuyarselas, pero me fui a hacer mi historia. Pero no lo busque, se dio y el acepto el baile. No te vengas atrás a medio camino. Yo me hago cargo, vos también.

Entre el ida y vuelta de que el estuviera con alguna que otra minita y yo me turnara de grupo de amigos, mi amigo N. viene y dice que onda tus chicos y le conté ... el chico pogo esta intentando un regreso.

El otro día estaba lo más tranquila en la facultad tratando de no dormirme cuando justo por la puerta del aula pasa el y se me acelero el corazón, algo realmente increíble. Hacia casi dos meses que no lo veía pero igualmente su sola presencia me hizo estremecer. A los 10 minutos salgo del aula y miro para ambos lados y justo lo veo sentado sobre una mesa solo ... así que simulando mirar el celular paso cerca de el, me saluda, lo saludo y cuestión que me agarro de vuelta. Media hora hablando, le dije que era un chamuyero, que se había borrado y el me dijo es verdad; pasada la factura, su sonrisa me compro (soy una pelotuda), nos pusimos a hablar de música y planes musicales, quedamos que me llamaba e íbamos a un recital juntos.
Y yo me fui de la facultad odiándome por estremecerme, porque me latiera el corazón con locura y los colores tiñeran mi cara.


Contado esto siguió la noche, hablando del chico pogo se paso mi malestar de que el perro diera rienda suelta a la joda loca y a los sucesivos besos.

Al terminar me di cuenta que el perro es un aguafiestas, que me molestaba que me deje marcas sino quiere nada de nada, que este con otras minas (creo que es algo común con los ex ... please díganme!?) y que se haga el superado. Pero sobre todas las cosas me di cuenta que no arruinaría mi relación con el por calentura. Aunque se sienta tan rico!

Y hablando en el desayuno con un amigo y el novio, les conté del chico pogo. Y me abrieron los ojos! mi amigo G. lo dijo que lo busque, su novio L. me decía que iba a ceder, otro amigo me decía que me estaba chamuyando y yo que no sabía para donde disparar. Pero la realidad es esta, que a las 8 de la mañana yo les hablaba de el y no del perro y L. me dice "llamalo, hay una realidad, el hace que lata tu corazón con locura cuando se presenta, así que o conseguís un novio, un amante, un compañero de recitales o un compañero de facultad, pero llamalo" y yo quede ... me sentí como una nena chiquita, no soy de insistir ni nada, pero L. vivió una situación similar siendo el que había tenido una ruptura importante y por más que no todas las personas son iguales, acepto su opinión, necesito tomarla.

Hay tres verdades:

El que hace que lata mi cuore de manera más fuerte es el chico pogo.
A el perro lo adoro, pero como le dije, si volviera a ser tu novia, viviría amargada y me prefiero ahora así.
Y que me estoy durmiendo con la duda de llamar al chico pogo o no.

Qué hago?


Siendo las 9.47 me retiro a descansar y reflexionar.

3 comentarios:

~ Olivia ~ dijo...

Sincermante solo puedo darte mi apoyo querida amiga....

Es evidente que el perro ha dejado una marca que perdurará por siempre en tu corazón; pero no por ello le podés permitir, este juegüito de histerias dónde finalmente la que sale lastimada sos vos.

Creo como tus amigos que no viene mal arriesgarte a ver que onda con el chico pogo siquiera para ver definitivamente si pueden llegar a tener una historia o no.
Pero si llega a reincidir en esa actitud de desparecer sind ejar rastro; habra que dejarlo ir amiga, y si llega a volver pues no habra disculpa que te haga flaquear...

Aunque en cuestiones del corazon, los consejos son completamente banales, tenes que escucharte a vos misma, y a tu corazon; buscar que es lo que necesitas y priorizarte.

te quiero cerecitaQ!

Mariano Andrés dijo...

a mí también me jode enterarme o ver a una ex (siempre y cuando me haya importado y me importe, cosa que por lo general hace que la quiera) con otros chabones.

es algo que no puedo evitar

lexi dijo...

disculpe que me entrometa
pero lo mejor es no hacer nada!








abraxo!